Instituto Médico Platense

Excelencia en Medicina al servicio de la Comunidad

412 0900

425 8394

425 8390

Menu

Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

imagen

La EPOC tiene casi un solo causante: el tabaquismo; Expertos señalan la importancia de detectarla a tiempo, ya que no tiene cura

El Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una fecha (tercer miércoles de noviembre) auspiciada por la OMS y la Iniciativa Mundial contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (GOLD). Con esta fecha se intenta promover en todo el mundo una profunda comprensión de la enfermedad y una mejor atención a los pacientes.

EPOC son las siglas que corresponden a Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, la única patología relacionada con el tabaco cuya mortalidad sigue en aumento. La OMS prevé que para el año 2030 esta dolencia se habrá erigido en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo. Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.     

Después de fumar muchos años, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, conocida como EPOC, suele aparecer como un verdugo que busca su víctima durante largo tiempo. Al principio se siente falta de aire, silbidos, un poco de tos y flema, que muchas personas atribuyen a otros factores como la edad.

Pero la persona no suele asociar estos síntomas directamente con el cigarrillo. Y cuando lo hace, ya es tarde. Según estadísticas nacionales, 8 de cada 10 personas que la padecen, no lo saben. La EPOC, que no tiene cura médica y es la tercera causa de muerte a nivel mundial, se cobra tres millones de vidas por año en el mundo y más de 5500 en la Argentina.

 

- La EPOC

Puede afectar seriamente la calidad de vida de quienes la sufren, incluso comprometer su vida. Pulmonar: hacer referencia a que el aparato respiratorio es el órgano más afectado. Obstructiva: significa que se cierran las vías respiratorias y Crónica: que no va a desaparecer, que es una afección para toda la vida.

La EPOC suele manifestarse en personas mayores de 40 años que hayan estado expuestos a factores de riesgo, de los cuales, el más importante es el tabaquismo. Es una enfermedad progresiva y muy discapacitante. A medida que progresa, quienes la padecen pueden sentirse agotados con subir un tramo de escalera, pasear el perro o simplemente vestirse por la mañana.

La mejor prevención es no fumar o dejar de hacerlo. Nunca es tarde. Dejar de fumar trae beneficios a corto, mediano y largo plazo, y permite mantener un entorno más saludable para los que están alrededor.

El doctor Eduardo Giugno, director del Hospital Cetrángolo de Vicente López, nosocomio que brinda atención especializada, en medicina respiratoria, afirmó que la EPOC tiene un impacto físico y emocional sobre quienes sufren esta enfermedad. A medida que la EPOC progresa, disminuye la función pulmonar y la actividad física se nota seriamente limitada, lo que dificulta la capacidad de los pacientes de llevar una vida plena, interfiriendo con las tareas diarias y con su participación en las rutinas familiares. Esto puede producir en las personas sensación de miedo, ansiedad, frustración, aislamiento y depresión.

 

- Causas y factores de riesgo

El experto indicó que la causa predominante es el consumo de cigarrillos, lo que representa entre un 80% y 90% de probabilidades de contraer este padecimiento. La contaminación, incluida la producida por el uso de la madera y el carbón, la quema de estufas y calentadores, y la exposición a una gran variedad de agentes contaminantes, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo, representan un riesgo de contraer EPOC.

Se trata de una enfermedad prevenible y tratable. Sus síntomas se suelen confundir con los del envejecimiento natural. Es por ello que la mayoría de los pacientes están subdiagnosticados en la Argentina y en el mundo; si estos pacientes se pudieran identificar en etapas tempranas, las intervenciones tales como dejar de fumar y otras terapias farmacológicas podrían alterar el pronóstico de la enfermedad, reduciendo los riesgos de hospitalización y llevando a una mejor calidad de vida relacionada con la salud. El tratamiento de la EPOC debe ser más temprano que tarde e incluye la rehabilitación y el ejercicio físico que tienen impacto clínico muy significativo y pueden cambiar la historia natural de la enfermedad.

 

- Detección temprana

Casi el 80% de las personas que sufren la EPOC no lo saben. Muchos casos de EPOC son prevenibles. Detectarla en forma temprana permite recibir el tratamiento oportuno y modificar la calidad de vida de quien la padece, evitando futuras complicaciones. Todas las personas de 40 años o más que fumen o hayan fumado deben hacerse una espirometría para saber si la padecen. Un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden cambiar la vida de una persona con EPOC.

La espirometría es un método rápido, simple y no invasivo para comprobar la función pulmonar. Se realiza con un espirómetro, que mide la cantidad y la velocidad del aire que pueden inhalar y exhalar los pulmones. Ayuda a evaluar el asma, y la EPOC. Diagnostica y realiza el seguimiento de pacientes con enfermedades pulmonares.

Si bien en nuestro país no existe aún una cifra exacta de su prevalencia -con la finalidad de conocerlas exactamente la AAMR (Asociación Argentina de Medicina Respiratoria) realizó el estudio EPOC AR- el promedio de estudios en diferentes países de Latinoamérica nos dice que un 13,6% de la población mayor de 40 años tendría esta enfermedad. 

Actualmente es la tercera causa de muerte global por enfermedades no transmisibles luego de las enfermedades por trastornos vasculares cardíacos y cerebrales. En la Argentina tiene una mortalidad informada de alrededor de 18/1000, según cifras publicadas en el año en curso.

La EPOC no tiene cura, la cesación tabáquica es una medida de prevención clave ya que el humo de tabaco es la primera causa de esta enfermedad tanto en fumadores como en las personas de su entorno. 

"Las personas que tienen tos, silbidos, flemas, dificultad para respirar y fuman o han fumado tienen que consultar para que se les realice una espirometría que es el test diagnóstico"

 

 

Proyecto Salud